Senegal y Mozambique, candidatos a los Oscar por primera vez

En próximo mes de marzo de 2018 se celebrará la 90ª edición de los Oscars. La Academia ha anunciado los títulos preseleccionados por las academias de cada país, entre los que figuran nombres como Michael Haneke, Lucrecia Martel o Carla Simón. En lo que a la participación africana se refiere, este año Senegal y Mozambique presentan por primera vez candidatura a la estatuilla dorada. La senegalesa Félicité de Alain Gomis, mejor largometraje en la última edición del FCAT y la mozambiqueña Comboio de sal e açúcar del Licínio Azevedo serán las propuestas de dos países que a pesar de su notable recorrido dentro del ámbito cinematográfico hasta el momento no habían participado en la carrera de los premios más celebres del mundo.

Entre la amplia lista de 92 títulos preseleccionados, encontramos Akher Wahed Fina del director tunecino Ala Eddine Slim, premio a mejor película árabe en el FCAT 2017 y premio a mejor ópera prima en la Bienal de Venecia. El director argelino, Rachid Bouchareb, artífice de películas con una amplia exhibición en las pantallas de todo el mundo como Little Senegal (2001), Indigènes (2006), Hors-la-loi (2010) y del cortometraje de animación L’ami y’a bon, que proyectamos hace unos años y que está incluido en nuestro fondo fílmico, es también candidato con un nuevo largometraje, Road to Istambul. Marruecos estará representada con Rizzia nueva cinta de Nabil Ayouch, conocido de todos por Ali Zaoua, prince de la rue (2000), también ya proyectada en el FCAT y presente en el fondo fílmico, Whatever Lola Wants (2006), Les Chevaux de Dieu (2012) o la polémica Much Loved (2015).

Egipto aparece en la lista con Sheikh Jackson de Amr Salama, una controvertida propuesta sobre un clérico musulmán que sufre una crisis de fe al enterarse del fallecimiento de Michael Jackson. Por último, Kenia ha seleccionado la ópera prima de Mbithi Masya, Kati Kati, y Sudáfrica la excelente película de John Trengove The Wound, que participó este mismo año en la Berlinale y que pronto será estrenada en las salas de cine de España.

Estaremos pendiente de las próximas selecciones por parte de la Academia y esperemos que este año África pueda repetir la suerte corrida por Tsotsi de Gavin Hood en 2005, que se hizo con el mayor reconocimiento a mejor película de habla no inglesa. Abderrahmane Sissako fue el último que se quedó a las puertas con Timbuktu y anterioramente el propio Rachid Bouchareb fue candidato con Indigènes y Hors-la-loi. Ojalá 2018 comienza con una buena noticia para el cine africano.

 

Deja un comentario