Fragmentos de un discurso amoroso: 4 películas africanas sobre amor

Los cines de África, nacidos bajo los auspicios de las independencias, siempre han tenido una vocación social. Y con respecto a la debilidad de la producción y las dificultades para realizar cine en el continente, los cineastas sienten la necesidad de orientar su obra hacia el cine comprometido, participando en la reflexión sobre el futuro sociopolítico de África. Sin embargo, son muchos los que sueñan con hacer películas de amor, mostrar cómo se ama en África. Este pack reúne algunos metrajes dedicados a las relaciones amorosas y representan sentimientos que, desde Johannesburgo a Addis Abeba o de El Cairo a París, son universales.

New eyes de Hiwot Admasu Getaneh (Etiopía), 2015, 12 minutos

Una chica de 13 años en la Etiopía rural se topa por casualidad con una pareja haciendo el amor. Al poco tiempo se da cuenta de que se han apoderado de ella nuevas sensaciones entre incómodas y emocionantes. A medida que su naciente sexualidad empieza a dar color a su existencia, también amenaza con enfrentarla a la sociedad que la rodea.

Love the one you love de Jenna Cato Bass (Sudáfrica), 2014, 105 minutos

Terri, una operadora de línea erótica, y Sandile, un adiestrador de perros, parecen disfrutar del romance perfecto – casi demasiado perfecto. En realidad Terri anhela ser libre, y Sandile sueña con el día en que su novia reconocerá que están hechos el uno para el otro. Terri decide ir a Corea a enseñar inglés, y la pareja acuerda darse un respiro, pero se quedan asombrados al enfrentarse a una resistencia de lo más inesperada: los amigos y la familia no quieren que se separen. Lo que empieza con unos consejos en apariencia inocentes toma un cariz más siniestro.

 Decor de Ahmad Abdalla (Egipto), 2014, 116 minutos

Maha siempre ha sido una apasionada del cine, y en su trabajo como directora artística se ha convertido en una experta en la creación de un mundo de imágenes. La presión en el trabajo incrementa e intuye otra vida en la lejanía, lo que la lleva a caer entre dos realidades: la primera se parece a los decorados de la película que diseña, y la otra, a su supuesta vida real. A medida que confunde cada vez más la una con la otra, la demarcación entre la imaginación y la realidad empieza a borrarse y, por primera vez deberá escoger lo que realmente quiere hacer.

 Et Roméo a épousé Juliette de (Túnez, Bélgica), 2014, 18 minutos

Ella y él. Cuando el amor que les unió se inclina ante la voluntad del tiempo. Cuando transforma lo más bello para nosotros en lo más insensible. Y cuando transforma lo más insensible para nosotros en lo más querido.

Deja un comentario