Demande à ton ombre (Lamine Ammar Khodja, 2012)

Autor: Alberto Zurera Martinez*

Lamine Ammar Khodja nace en Argel en 1981 y a los 19 años se traslada a vivir a París para estudiar informática. Tras finalizar sus estudios realiza un Master en Realización de Cine Documental, lo que le permite aunar sus dos grandes pasiones, la música y la literatura. Demande à ton ombre es su primer largometraje y ganó el Premio a Mejor Opera Prima en el FID Marsella 2012.

El film narra en primera persona la historia de un joven documentalista que ocho años después de salir de Argelia, su país natal, decide volver el mismo día del inicio de las revueltas populares de Argel (6 de enero de 2011) para intentar encontrar de nuevo su sitio. Sin embargo, ya es demasiado tarde; Lamine ya no es el mismo joven que abandonó su casa años atrás y no es capaz de sumergirse en el conflicto, por lo que opta por documentarlo con una visión muy personal y que no está exenta de sentido del humor y crítica hacia la juventud de su propio país.

Demande à ton ombre parte de la misma premisa que muchas de sus compatriotas este último año, las revueltas populares de Argel a principios de 2011. Sin embargo, la forma de tratar el tema no deja indiferente, el director deja claro su desencanto y su opinión personal a lo largo de toda la película, y para ello se vale de un sinfín de símiles y metáforas visuales (como un cuenco que rebosa, al igual que rebosó la paciencia del pueblo argelino en 2011), de “cuentos populares”, de tiras cómicas e incluso de videoclips. Todo esto conforma un caleidoscopio de imágenes a veces aceleradas, otras ralentizadas para detenernos en un instante a través del cual nos deja claro que pese a no estar en desacuerdo con la necesidad de renovación política del país, no tiene esperanza en que le generación que protesta en las calles sepa ofrecer una alternativa.

Ammar, además de ser un voyeur que observa la revolución en su propio país sin participar en ella, también se vale de su viaje para encontrarse a sí mismo en una especie de diario íntimo. En muchos momentos Demande à ton ombre nos recuerda a los filmes autobiográficos de Cavalier, ya que Ammar, partiendo de un presupuesto cero, filma a modo de diario personal, cronológicamente ordenado, y al igual que el francés lo carga de melancolía, pero también de humor y espíritu lúdico. Incluso a veces deja patente un claro cinismo. 1

El director/actor se despide de nosotros con una secuencia en blanco y negro de un torero dándole la última estocada a un animal imaginario, aunque leyendo entre líneas, es el espectador el que recibirá esta estocada. Ammar nos ha tocado y saldremos de la sala sin poder parar de reflexionar sobre lo que hemos visto.

Ficha de la película:

Dirección: Lamine Ammar Khodja

Producción: Marie Odile Gazin

Guion: Lamine Ammar Khodja

Fotografía: Lamine Ammar Khodja

Montaje: Lamine Ammar Khodja

Música: Lamine Ammar Khodja

* Este artículo ha sido escrito por Alberto Zurera Martinez en el marco del primer Curso-Taller de Crítica de Cine del 10º Festival de Cine Africano de Córdoba (FCAT 2013), celebrado del 14 al 18 de octubre gracias a la colaboración del Instituto Andaluz de la Juventud y del Programa ACERCA de la AECID.

 

 

Deja un comentario